Domingo Septiembre 3 de 2017

Sep 5, 2017

En este tiempo y edad, somos más propensos a ser influenciados por lo que vemos y oímos en la televisión internet, periódicos o revistas. El estilo de vida moderno ha sido una gran influencia para muchos. Triste decirlo pero incluso nuestra manera de vivir está condicionada por lo que con frecuencia vemos y oímos que se anuncia por los medios de comunicación. Por lo tanto, el materialismo, el comercialismo he incluso el individualismo se han convertido en las filosofías que le dan forma a la sociedad moderna en estos días. Los pragmáticos Dictum la "supervivencia del más apto" y ya ha tenido lugar en la mente de las personas. Pero todos sabemos que Jesús está ofreciendo algo diferente, algo no tan popular, porque lo que él ofrece es exactamente lo contrario de lo que el mundo dicta. Jesús nos dice "El que quiera venir conmigo, que renuncie a sí mismo, que tome su cruz y me siga." El cristianismo es una forma de vida que implica mucho sacrificio en nuestro fin. Esta es la parte difícil. Cuando nuestras mentes y cuerpos están todos condicionados a una vida de comodidad, entonces el sacrificio es la palabra que nadie se atreve probar. El Señor continúa: "¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero, si pierde su vida?" Para vivir en una sociedad donde la realización es medida por la cantidad de dinero en el Banco y el nivel en la escalera corporativa que ha llegado uno es totalmente estresante. Como resultado, las personas nunca han sido verdaderamente felices y satisfechas. Sólo para recordarles, que al final, no es lo que tienes en tus manos si no lo que tienes en tu corazón es lo que realmente importa.

Comments

There are no comments yet - be the first one to comment: