Domingo 21 de Julio:

Este domingo es el decimosexto domingo del tiempo ordinario del ano. El evangelio y la primera lectura estan conectados por un tema comun de hospitalidad. La hospitalidad gratuita es el simbolo de todas las formas de servicio a nuestros vecinos. Las acciones de Abraham hacia los tres visitantes son un buen ejemplo. La historia de Marta y Maria enfatiza que apesar del servicio a Dios, uno debe hacer tiempo para escuchar la Palabra.

En la segunda lectura, san Pablo considera una alegria sufrir por sus convertidos. El es un modelo de servicio para todos nosotros. Maria y Marta en nuestro evangelio de hoy son las mismas mujeres descritas en la resurrecci6n de Lazaro de entre los muertos en (Jn. 11: 1-41) Jesus era un visitante frecuente en su casa. Fue durante una de sus visitas que Marta se encontr6 haciendo todo el trabajo para entretenerlo, mientras Maria se sentaba a sus pies escuchandolo. El enfasis se pone mas en Marta, quien debido a la excitaci6n se dedic6 a preparar las comidas para Jesus y no tuvo tiempo para escuchar al Maestro. No habia nada de malo en ser una buena anfitriona, pero no deberia haberse excluido de aprender del Maestro mientras hacia el buen trabajo.

Muchos de nosotros hoy en dia estamos ansiosos y molestos por muchas preocupaciones terrenales. Nos apresuramos, como Martha, ocupados haciendo muchas cosas, siempre sin tener tiempo suficiente. Es muy facil beber de un arroyo de flujo lento que de uno rapido. Debido a que estamos demasiado ocupados no tenemos tiempo para reflexionar sobre nuestra vida, ni para relacionarnos con Dios de una manera personal. No importa cuan ocupados pensemos que estamos, es absolutamente necesario hacer tiempo para escuchar la voz de Dios que constantemente nos dice que nos quedemos quietos y le escuchemos. Es verdad que tenemos que ganarnos la vida, pero debemos dejar de preocuparnos y preocuparnos por muchas cosas y hacer un deber de escuchar Su voz. Estamos llamados a comportarnos como Maria que se tom6 el tiempo de escuchar las palabras de Cristo y luego ser como Marta al mismo tiempo, llenos de energia para llevar a cabo el negocio de servir al Senor.

Comments

There are no comments yet - be the first one to comment: