Teach, Sanctify, & Serve

Browsing From the Pastor / De Nuestro Parroco

Domingo 22 de Septiembre

Primera lectura ( Am6s 8: 4-7). El profeta Am6s predic6 contra la injusticia y la explotaci6n que se estaba produciendo durante su tiempo. Fue un gran campe6n de la justicia social. En el siglo VIII a.C. Israel gozaba de prosperidad material, pero la idolatrfa y la injusticia estaban a la orden del dfa. Habl6 contra estos vicios sin temor, contra los que querfan aumentar su riqueza a expensas de los pobres. Les dijo que Dios desprecia la injusticia y la deshonestidad; la explotaci6n y el maltrato de los pobres. Las palabras de Am6s son muy relevantes para nosotros hoy en dfa. Mucha gente de negocios se esta volviendo rica hoy en dfa a costa de los pobres, tal como lo era cuando Am6s profetiz6. El mundo ha cambiado considerablemente desde entonces, pero en muchos aspectos la naturaleza humana parece seguir siendo la misma.

Segunda lectura (1 Tim 2: 1-8). Pablo anima a los cristianos a orar por todos, particularmente por aquellos en autoridad para su conversi6n, porque Dios quiere que todos sean salvos. Orar es uno de los deberes basicos de un cristiano. Jesus or6 frecuentemente al Padre y les dijo a sus discfpulos que oraran siempre. Orar es una parte muy esencial de la vida cristiana. Por lo tanto, debemos orar fervientemente para que todos lleguen a conocer al verdadero Dios.

Evangelio (Lc 16,1-13). (La forma mas larga) Se trata de la parabola del mayordomo deshonesto. Del evangelio notamos que Jesus no alab6 al mayordomo por ser deshonesto, sino por tener previsi6n. El mayordomo era inteligente y no perdi6 tiempo en planear un futuro seguro para sf mismo. Una de las lecciones que aprendemos del evangelio es que los discfpulos de Cristo deben planear inteligentemente un futuro seguro para sf mismos, no s6lo para los pocos anos no terrestres, sino para la vida eterna. Muchas cosas nos distraen a diario. Jesus nos exhorta a prestar atenci6n a nuestras acciones y motivos para no perder de vista la vida eterna. Asf que nuestras bendiciones son para ayudarnos a acercarnos a Dios, no para hacernos un Dios en la tierra. En cambio, nuestros bienes materiales deben ser usados para el bien de los demas, ellos testificaran a nuestro favor y obtendran para nosotros la alabanza de Dios. "Utiliza el dinero, manchado como esta para ganarte amigos, y asf asegurarte de que cuando te falle, te recibiran en las moradas eternas".

 Dios los bendiga,

Padre Ignacio Dibeashi

Comments

There are no comments yet - be the first one to comment: