Teach, Sanctify, & Serve

Browsing From the Pastor / De Nuestro Parroco

Domingo 6 de Octubre

Primera lectura (Hab 1:2-3; 2:2-4) El profeta Habacuc se queja ante Dios de la injusticia que prevalecia durante su tiempo. Uno puede escuchar desesperaci6n mientras el profeta oraba. El dijo: "Te grito:'Violencia', pero tu no intervienes". Dios responde prometiendo salvar a los que confian en el. Dios intervendra cuando Dios crea que es el momento adecuado. A veces nos encontramos en situaciones muy dificiles, y lo que decimos es muy parecido al del profeta. La respuesta de Dios es siempre la misma: seguir siendo paciente, seguir confiando en el, no abandonar los caminos de Dios, seguir siendo fiel a pesar de todas las adversidades, aunque parezca lento en su reacci6n.

Segunda lectura (2 Tim 1 :6-8, 13-14). San Pablo en la segunda lectura nos exhorta a aceptar con alegria nuestra parte del sufrimiento por el Evangelio. No es facil ser un seguidor leal de Cristo. Nosotros que estamos tratando de seguir los caminos de Cristo debemos prestar atenci6n a las palabras de Pablo de que debemos despertar la llama, el don de la fe que esta dentro de nosotros y que recibimos cuando fuimos bautizados. Nunca debemos avergonzarnos del don de la fe que poseemos y profesamos, es s6lo a traves de la cruz que somos salvos. Sin una cruz no hay corona.

Evangelio (Lucas 17:5-10) La fe es el tema que une las tres lecturas. En el evangelio escuchamos a Jesus diciendonos que la fe es el poder que hace milagros. La fe, como todos sabemos, es un don de Dios. Implica una opci6n concreta para seguir a Cristo, y como tal puede crecer o disminuir, dependiendo de nuestra relaci6n con el que nos da. La fe es un regalo de Dios. No se puede ganar ni comprar, s6lo respondemos a ella con obras de amor y servicio. Como resultado de la fe somos capaces de lograr lo que parece imposible a los ojos humanos. A traves de la fe somos capaces de encontrar soluciones para situaciones que parecen totalmente fuera de control. La fe nos permite confiar en Dios, nos ayuda a entender la vida, fomenta la felicidad, la paz y la alegria. Una fe fuerte puede hacernos amar, ser sabios y confiar en que Dios nos protegera de todo mal.

Dios los bendiga,

Padre Ignacio Dibeashi

Comments

There are no comments yet - be the first one to comment: